Saltar al contenido

Cuanta Agua Beber

Cuanta Agua Beber

¿Cuánta Agua Debes Beber al Día?

El cuerpo tiene aproximadamente un 60% de agua, más o menos.

Constantemente pierdes agua de tu cuerpo, principalmente a través de la orina y el sudor. Para evitar la deshidratación, debes beber cantidades adecuadas de agua.

Hay muchas opiniones diferentes sobre la cantidad de agua que debes beber todos los días.

Las autoridades sanitarias suelen recomendar ocho vasos de agua al día, lo que equivale a unos 2 litros.

Sin embargo, algunos gurús de la salud creen que debes beber agua constantemente durante todo el día, incluso cuando no tienes sed.

Como con la mayoría de las cosas, esto depende del individuo. Muchos factores (tanto internos como externos) finalmente afectan a tu necesidad de agua.

Este artículo analiza algunos estudios de ingesta de agua para separar los hechos de la ficción y explica cómo adaptar fácilmente la ingesta de agua a tus necesidades individuales.

¿La Ingesta de Agua Afecta los Niveles de Energía y la Función Cerebral?

Muchas personas afirman que si no te mantienes hidratado durante todo el día, tus niveles de energía y función cerebral comienzan a sufrir.

Y hay muchos estudios para apoyar esto.

Un estudio en mujeres mostró que una pérdida de líquido del 1,36% después del ejercicio altera el estado de ánimo y la concentración y aumenta la frecuencia de los dolores de cabeza (Laboratorio de Rendimiento Humano, Universidad de Connecticut, Storrs, EE.UU.)

Otros estudios muestran que la deshidratación leve (1-3% del peso corporal) causada por el ejercicio o el calor puede dañar muchos otros aspectos de la función cerebral (División de Medicina Geriátrica, Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de St. Louis).

Ten en cuenta que solo el 1% del peso corporal es una cantidad bastante significativa. Esto sucede principalmente cuando sudas mucho.

La deshidratación leve también puede afectar negativamente el rendimiento físico, lo que lleva a una resistencia reducida (Escuela de Deportes y Ciencias del Ejercicio, Universidad de Loughborough, Leicester, Reino Unido)

CONCLUSIÓN

La deshidratación leve causada por el ejercicio o el calor puede tener efectos negativos tanto en tu rendimiento físico como mental.

¿Beber Mucha Agua te Ayuda a Perder Peso?

Hay muchas afirmaciones de que una mayor ingesta de agua puede reducir el peso corporal al aumentar el metabolismo y reducir el apetito.

Según diferentes estudios, beber 500 ml de agua puede aumentar temporalmente el metabolismo en un 24-30% (Centro de Investigación Clínica Franz-Volhard y Helios-Klinikum-Berlín, Facultad de Medicina de Charité, Universidad Humboldt, Berlín, Alemania)

Los investigadores estimaron que beber 2 litros en un día aumentó el gasto de energía en aproximadamente 96 calorías por día.

Además, puede ser beneficioso beber agua fría porque tu cuerpo necesitará gastar más calorías para calentar el agua a la temperatura corporal.

Beber agua aproximadamente media hora antes de las comidas también puede reducir la cantidad de calorías que terminas consumiendo, especialmente en personas mayores (Departamento de Nutrición Humana, Alimentos y Ejercicio, Virginia Tech, Blacksburg, EE. UU.)

Un estudio mostró que las personas que hacen dieta que bebieron 500 ml de agua antes de cada comida perdieron un 44% más de peso en 12 semanas, en comparación con los que no lo hicieron (Departamento de Nutrición Humana, Alimentos y Ejercicio, Virginia Tech, Blacksburg, Estados Unidos.)

En general, parece que beber cantidades adecuadas de agua, particularmente antes de las comidas, puede tener un beneficio significativo para la pérdida de peso, especialmente cuando se combina con una dieta saludable.

Además, la ingesta adecuada de agua tiene otros beneficios para la salud .

CONCLUSIÓN

El agua potable puede causar aumentos leves y temporales en el metabolismo, y beberla aproximadamente media hora antes de cada comida puede hacer que comas automáticamente menos calorías. Ambos efectos contribuyen a la pérdida de peso.

¿Más Agua Ayuda a Prevenir Problemas de Salud?

Varios problemas de salud supuestamente responden bien al aumento de la ingesta de agua:

  • Estreñimiento: aumentar la ingesta de agua puede ayudar con el estreñimiento, un problema muy común (Departamento médico, Sillajen Co., Busan, Corea)
  • Cáncer: algunos estudios muestran que quienes beben más agua tienen un menor riesgo de cáncer de vejiga y colorrectal, aunque otros estudios no encuentran ningún efecto (Departamento de Nutrición, Harvard School of Public Health, Boston, EE. UU.)
  • Cálculos renales: el aumento de la ingesta de agua puede disminuir el riesgo de cálculos renales (Instituto de Semeiotica Medica, Universidad de Parma, Italia)
  • Acné e hidratación de la piel: hay muchos informes anecdóticos sobre cómo el agua puede ayudar a hidratar la piel y reducir el acné. Hasta ahora, ningún estudio ha confirmado o refutado esto.

CONCLUSIÓN

Beber más agua puede ayudar con algunos problemas de salud, como el estreñimiento y los cálculos renales, pero se necesitan más estudios.

¿Beber Otros Líquidos Cuenta?

El agua pura no es la única bebida que contribuye al equilibrio de líquidos. Otras bebidas y alimentos pueden tener un efecto significativo.

Un mito es que las bebidas con cafeína, como el café o el té, no te ayudan a hidratarte porque la cafeína es un diurético.

De hecho, los estudios muestran que el efecto diurético de estas bebidas es muy débil (El Centro de Nutrición Humana, Omaha, EE. UU.)

La mayoría de los alimentos también están cargados de agua. La carne, el pescado, los huevos y especialmente las frutas y verduras contienen cantidades significativas de agua.

Juntos, el café o el té y los alimentos ricos en agua pueden ayudar a mantener el equilibrio de líquidos.

CONCLUSIÓN

Otras bebidas pueden contribuir al equilibrio de líquidos, incluidos el café y el té. La mayoría de los alimentos también contienen agua.

Confía en tu Sed: La Tienes por una Razón

Mantener el equilibrio hídrico es esencial para tu supervivencia.

Por esta razón, tu cuerpo tiene un sistema sofisticado para regular cuándo y cuánto bebes.

Cuando el contenido total de agua cae por debajo de cierto nivel, la sed entra en acción.

Esto está controlado por mecanismos similares a la respiración: no es necesario que pienses conscientemente al respecto.

Para la mayoría de las personas, probablemente no haya necesidad de preocuparse por la cantidad de agua a beber. El instinto de tener sed es muy fiable.

Realmente no hay ciencia detrás de la regla de los 8 vasos de agua. Es completamente arbitrario (Departamento de Fisiología, Dartmouth Medical School, Lebanon, New Hampshire, EE. UU. )

Dicho esto, ciertas circunstancias pueden requerir una mayor ingesta de agua.

La más importante puede ser en épocas de mayor sudoración. Esto incluye ejercicio y clima cálido, especialmente en un clima seco.

Si sudas mucho, asegúrate de reponer el líquido perdido con agua. Los atletas que realizan ejercicios muy largos e intensos también pueden necesitar reponer electrolitos junto con agua.

Tu necesidad de agua también aumenta durante la lactancia, así como varios estados de enfermedad como vómitos y diarrea. Beber agua también es recomendable para mitigar los efectos de la resaca después de una noche de excesos en el consumo de alcohol.

Además, las personas mayores pueden necesitar vigilar conscientemente su consumo de agua porque los mecanismos de la sed pueden comenzar a funcionar mal en la vejez (Laboratorio John B. Pierce, Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut, EE. UU.)

CONCLUSIÓN

La mayoría de las personas no necesitan pensar conscientemente en el consumo de agua, ya que el mecanismo de la sed en el cerebro es muy efectivo. Sin embargo, ciertas circunstancias requieren una mayor atención a la ingesta de agua.

¿Cuánta Agua es Mejor?

Al final del día, nadie puede decirte exactamente cuánta agua necesitas. Esto depende del individuo.

Intenta experimentar para ver qué funciona mejor para ti. Algunas personas pueden funcionar mejor con más agua de lo normal, mientras que para otras solo resulta en viajes más frecuentes al baño.

Si deseas simplificar las cosas, estas pautas deberían aplicarse a la mayoría de las personas:

  1. Cuando tengas sed, bebe
  2. Cuando ya no tengas sed, detente
  3. Durante el calor intenso y el ejercicio, asegúrate de beber lo suficiente para compensar la pérdida de líquidos.
  4. ¡Ya está!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Además de Cuanta Agua Beber, te Puede Interesar:

Settings